Últimas Noticias

jueves, 29 de diciembre de 2011

El 2011 de Marta Fernández


El año va acabando y toca hacer balance. Y tanto balance quería hacer que me puse en estos días que he tenido libres y salieron la friolera de tres post de esos enormes. Y me puse a pensar que no estaba más que volviendo a decir lo que ya he ido escribiendo durante el año a medida que sucedía, así que borrón y cuenta nueva, que últimamente recurro bastante a eso: a escribir un sólo post como Dios manda, que diría D. Mariano. Y como es mi opinión y son mis recuerdos, permitidme que abandone por un post el plural de modestia y escriba en primera persona, ya que estos recuerdos no tienen porqué coincidir con los vuestros.

Y hago una recopilación de esos momentos que tengo grabados en la memoria de este 2011 de Marta, que yo valoro de forma muy positiva como un año donde he visto una gran Marta Fernández en el aspecto profesional, además de haber descubierto pequeños detalles más personales que me hacen valorarla aún más. Todos estos momentos dieron pie en su momento a post, así que si la memoria os falla, indagad un poco por el blog.
  • El correo que recibí aquel viernes de Enero en el que Twitter me informaba que Marta Fernández había empezado a seguirme. Cuantos grandes momentos twitteros he vivido gracias a Marta,  como la caída de Mubarack, conversaciones sobre Pynchon, o incluso partidos de fútbol. De lo mejor que 2011 me ha dejado de Marta Fernandez: la cercanía que Marta ha tenido con sus twitteros y conmigo.
  • Aquel primer ¿Hola que tal? en la entradita del plató de Las Mañanas de Cuatro ese 10 de Enero (un año ya, que barbaridad) seguido por una demostración de cintura periodística y profesionalidad rehaciendo el programa sobre la marcha para hablar de comunicado de ETA. Grandísimo estreno con la doble dificultad de ser el primer programa y tener que recomponerlo en cuestión de minutos para dar cabida a la actualidad.
  • El blog de Marta, el suyo de verdad. Para algunos supongo que fue una sorpresa encontrar esa Marta divertida, curiosa, emocionante y con una gran calidad como escritora. Para mi, permitidme que me eche flores por un día, no fue más que la constatación de algo que intuía: que Marta es mucha Marta y que no sólo sale delante de la cámara a hablar, hay mucho más fondo.
  • Los momentos de incertidumbre, porque confieso que hubo un tiempo en que tuve serias dudas sobre la continuidad del programa, sobre todo por el estilo que algunos estaban intentando darle. Porque al mirar atrás no todo lo que veo es bueno, pero por suerte hoy puedo recordar aquello como un nubarrón pasajero y que quedó muy atrás. Y eso también merece la pena recordarlo, porque demuestra que con paciencia, trabajo y saber hacer, se pueden sortear los malos momentos.
  • El día que le concedieron el premio Must 2011 como mejor comunicadora. Esas fotos suyas a través de twitter con el premio, rebosante de alegría y disfrutando con su amigo Maxim Huerta de esa velada no tienen precio. Un gran día y un primer reconocimiento a su gran trabajo, que seguro no será el último.
  • La risa de Marta. Ya la había visto brevemente en algún informativo pero gracias a estar en un programa más relajado he podido disfrutar mucho más en muchos momentos. Porque cuando Marta se rie, su risa es franca y contagiosa, te transmite su alegría y te hace sentir feliz. Por suerte este año ha podido reír a gusto en muchas ocasiones y hacernos reír a nosotros.
  • Jilgueros y Panteras, el texto de Marta que ha sido publicado en la revista Esquire de Enero y que me ha hecho recordar lo mucho que me gusta la forma de escribir de Marta. Comprar la revista la semana pasada y leer ese texto ha sido una estupenda forma de cerrar este año con buenos recuerdos de Marta y con la esperanza de que no sea el último y vuelva a compartir sus escritos con nosotros.
Hay muchos más momentos que recuerdo de este año respecto a Marta Fernández, sobre todo en su lado solidario(la campaña del banco de recuerdos sobre el Alzheimer, su participación en ArtSave Japan, la Marti-Mesa...), pero permitidme que cierre recordando dos momentos muy especiales para mí que son los dos días en los que tuve ocasión de conocer personalmente a Marta y charlar un poco con ella.

Todo lo que se ve a través de televisión, lo que se percibe a través de sus textos y sus palabras en twitter quedó confirmado cuando tuve da la oportunidad de conocerla en persona y pude comprobar que todo es cierto. Su simpatía, su cercanía, su inteligencia, su sentido del humor, su profesionalidad (verla haciendo el programa fue un lujazo). Sólo el hecho de prestarse a esa "desvirtualización" fue un gran detalle por su parte al que no todos se presentarían. Lejos de estar subida en una nube y con aires de grandeza por llevar tanto tiempo en televisión y ser una persona conocida y reconocida, es una persona natural, sencilla y, aunque suene extraño, muy tímida.

Agradezco enormemente a Marta esa oportunidad de conocerla que me brindó. Pude comprobar lo que ya sabía: que debajo de esa gran profesional hay una gran persona. 

Muchos momentos que hacen de este 2011 un gran año para los seguidores de Marta y, muy especialmente para mi. Sólo me queda expresar tres deseos: que ella haya vivido este año con tanta alegría y satisfacciones como yo he sentido gracias a ella, que 2012 sea aún mejor para Marta y que el año nuevo pueda volver a coincidir con Marta y compartir otras cervezas o un par de cafés.

Mi más sincera enhorabuena para Marta por este 2011 que termina y los mejores deseos para el 2012 que está por empezar. Que traigan grandes momentos en lo profesional y, sobre todo, en lo personal. Y aquí seguiremos en este blog hablando de todo lo que suceda.

3 comentarios:

Daniel Donaire dijo...

Querido amigo Dagarin, como te dije en Twitter has escrito "la Madre de todos los Post del Blog de Marta" jajaj. Me ha gustado muchísimo.
Le deseo a Marta todo lo mejor tanto profesional como personalmente.
Creo que ha sido un muy buen año para ella y seguro que el 2012 "lo va a petar" como dirían los jóvenes de hoy. Tan solo de las muchas coincidencias con este post,que son el 100%, una de las cosas que nos encanta de Marta es esa risa "contagiosa" que nos hace que ver que a la vez que trabaja, disfruta con su trabajo.
Feliz Año 2012 y espero que sigas escribiendo el año que viene post tan buenos como los que nos has brindado este año.
Dani Donaire.

Anónimo dijo...

Que buen post Daniel enhorabuena

Daniel García dijo...

Gracias a ambos por vuestros comentarios, pero sobre el mérito es de Marta por dar pie a estos post con su trabajo.

Saludos!

Publicar un comentario

Por favor, di lo que quieras, pero siempre con respeto al autor del blog, al resto de comentaristas, lectores y, sobre todo, a la persona de Marta Fernandez.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.