Últimas Noticias

jueves, 27 de octubre de 2011

El 8 de Las Mañanas de Cuatro. ACTUALIZADO: 8,4


Si es que las cosas van bien, pero que muy bien para Las Mañanas de Cuatro, que han empezado esta temporada con buen pie y desde el primer programa van hacia arriba. Tacita a tacita, como decía Carmen Maura, van poniéndose el listón más y más alto cada día. Y si la semana pasada superaban records con ese 7,6 % de share, coincidiendo precisamente con el programa 200, esta semana vuelven a romper su techo y llegan a un grandísimo 8%. A saber cuanto dura como récord, que al ritmo que van igual cuando esto salga publicado (lo escribo la noche antes) ya han vuelto a superarse.

El motivo creo que es claro y que nadie tendrá dudas: el caso Marta del Castillo. Está abriendo todos los informativos, o casi todos, y la gente quiere toda la información posible al respecto. Y en ese sentido Las Mañanas de Cuatro se ha convertido en un referente, con Angel Moya a la cabeza, junto a Barbara Royo y Marta Fernández. Saben indagar, informar, entrevistar y la gente está confiando en buena medida, y con buen criterio, en ellos para estar al corriente. Ya dejé en mi blog mi opinión sobre este tipo de periodismo, porque no deja de ser periodismo, así que si queréis saberla mejor pasáis por allí en lugar de repetirme. Pero hay que reconocer que en LMDC hacen una muy buena labor en este sentido, con buenos reportajes (no sólo ahora con el caso de Marta del Castillo) y mucha información. Enhorabuena.

Desde aquí sólo felicitar a Marta Fernández, Marisa Gallero, Angel Moya, Barbara Royo, Desiree Hernández, Verónica Sanz, Antonio Texeira y a todo el equipo en la sombra del programa por estos excelentes datos que esperemos continúen más allá de la terminación del juicio por el asesinato de Marta del Castillo. Ojalá de toda esa audiencia que ahora está descubriendo el programa a raíz de este tema se convierta en fiel seguidora de Las Mañanas de Cuatro durante mucho más tiempo, que no sólo de este caso vive el programa, siempre ha tenido más cosas tanto en cuanto a sucesos como en otros contenidos, aunque ahora mismo esta actualidad mande y esté copando gran parte de su tiempo.

Y de Marta en especial, ya que este es un blog dedicado a ella, ¿qué se puede decir? Pues que ahí sigue, al frente de todo, profesional como siempre, encantadora, aunque cediendo mucho protagonismo a Ángel, Bárbara y a los tertulianos, que son la fuerza del programa ahora mismo. Y nosotros por un lado deseando ver a Marta más protagonista y más ella, entrevistando a Rajoy, Rubalcaba, Urkullu, hablando del estreno de alguna película o de la publicación de algún libro... Pero por otro lado deseando que esta racha ascendente continúe y que el programa alcance el 10% de share, algo impensable aquellos primeros meses donde hasta se rumoreo su desaparición y.que hoy casi tocan con la punta de los dedos.

Ahora hay que disfrutar este dulce momento y felicitar de nuevo a todo el equipo, que se lo merecen. Grandes trabajadores, grandes periodistas y gran trabajo el que hacen cada día. Que siga la racha y que siga reconociéndose su trabajo.

PD: He puesto las cuentas de twitter de los que conozco para que podáis felicitarlos personalmente si queréis, pero si echáis en falta alguno del que tengáis, se agradecería muchísimo que los dejaseis en los comentarios.

PD2: Pues como intuía en el primer párrafo, antiguo se ha quedado el título. Leo justo antes de que salta este post que hoy han alcanzado un 8,4 % de share. Va uno quedándose sin calificativos para esta subida sin fin. Felicidades aún más grandes todavía.

3 comentarios:

JL Editor dijo...

Yo lo siento, no me produce satisfacción alguna esos datos.

Bueno, esto es un foro sobre Marta, así que lo personalizare.

Marta como bien sabes ha vuelto a twitter, y también sabes que su regreso ha sido motivado por las ansias de periodismo que tiene, y por una noticia en concreto. Es más sin noticias parece languidecer nuevamente.

Eso me dice, que esos datos, que esa buena marcha de El Caso, del amarillismo puro y duro, ni la va ni la viene, sí, ella lo hace “profesionalmente” pero me da la sensación de que no la satisface, pero ni lo más mínimo.

Así que no creo que sea algo que celebrar, ella sigue sin hacer periodismo, sigue sin poder desplegar sus virtudes, y esas entrevistas reportajes que reclamas, siguen sin llegar, y no llegaran, ya te lo comente en tu salón, para que eso llegue, tendrá que volar y buscar dónde poder hacerlo.

Obviamente es mi opinión, pero observo y algo me dice, que ella no está peleando por lo que quiere, y ya sabes lo que opino: voluntad humana.

¿Por qué? Ella será la que conteste a eso, pero su actitud parece ser de aceptación, y mi opinión, es que es un comportamiento erróneo, si realmente quiere hacer periodismo, tendrá que pelearlo, sus ansias debería volcarlas en la vida real y no en twitter.

Sí ya sé, son especulaciones mías, elucubraciones mías, pero la observación me lleva a decir esto, he visto sus reportajes, he leído todas sus entrevistas, y en todas hay unos mantras que huelen a autoconvencimiento, es decir no le gusta lo que hace, ni el medio donde se encuentra, y para digerirlo construye un autoconvencimiento, hablando en plata: se autoengaña. Me da la sensación que ha renunciado a lo que realmente quiere, y traga con todo.

¿Por qué? Ni idea, pero es mi percepción, y por tanto ese dato no puede ser motivo de alegría, porque se produce en un contexto que a ella no le satisface, yo lo noto, creo que tu lo notas, se nota.

Conste que esto no es una crítica, sino una observación fría y despojada de cualquier sentimiento o empatía alguna. Pura observación y desgranamiento de sus actos, de una lectura aséptica de lo que me dice la persona Marta Fernández.

Si fuera en un contexto, de satisfacción, de verla disfrutar, de “verla apretando los puños y diciendo toma ya, toma esa” genial, me apuntaría a la satisfacción, pero es que no la veo, es más un ver: “gracias, si seguís así y ahí, yo sigo aquí, me salvo, gracias” esa es la sensación que me transmite.

Dagarin dijo...

Como siempre, JL, me encanta tu positivismo. Quizás yo vivo en los mundos de Yupi, pero yo me alegro de ver que un programa donde Marta está involucrada (y tanta gente más) va hacia arriba y consigue buenos datos.

Que me gustaría ver más facetas de Marta, que volviera 100% a twitter, que hiciera más periodismo de otro tipo, por supuesto, no me canso de repetirlo. Pero que el trabajo le vaya bien y que en lo que se esfuerza día a día suponga un éxito creo que es motivo más que suficiente para alegrarse.

Si no lo ves así y prefieres quedarte siempre con el #vasomediovacio y ver lo que falta, lo que no te gusta, imaginar a Marta sufriendo cada día por tener que hacer ese programa, pues lo siento.

Yo prefiero pensar que Marta disfruta su trabajo, que se levanta a las 5 de la mañana con alegría (y con sueño, claro) y no con pesar, como tu pareces ver, que considera esto una puerta abierta y un paso acertado en su carrera, con sus cosas buenas y malas, como TODO en esta vida.

Es lo que yo veo y está claro que cada uno ve las cosas de forma diferente. Ya me lo dicen mucho por twitter, que soy muy positivo. Quizás demasiado. Pero me gusta serlo.

Saludos.

JL Editor dijo...

Creo que escribo demasiado y los conceptos se extravían.

En el contexto donde escribo (escribí el post) digo que no puedo alegrarme, porque (resumiendo) no veo una Marta satisfecha con lo que hace.

Obviamente eso no quita para que unos datos (aparentemente ligados a un contenido) sean mejores, y de alegría por parte de Marta, a pesar de que yo no vea entusiasmo por ello, son cosas diferentes.

Lo del medio lleno o vacio, no van por ahí mis palabras, van en una lectura más global y reitero, de una lectura e interpretación de lo que me transmite Marta Fernández.

Ya sé que parezco siempre la parte “negativa” y no es mi intención transmitir esa idea, creo y siempre lo he dicho que Marta Fernández es excepcional, y no me cansare en decirlo, ahora, y por lo que veo y observo, no puedo en coherencia decir que el resultado es magnífico, pues el global me indica otra cosa.

¿Equivocado? Pues es posible, y si es así mucho mejor. Qué no, pues lo lamento profundamente, pero más de “señalar” no está de mi mano.

Publicar un comentario

Por favor, di lo que quieras, pero siempre con respeto al autor del blog, al resto de comentaristas, lectores y, sobre todo, a la persona de Marta Fernandez.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.