Últimas Noticias

sábado, 25 de junio de 2011

La Marta Fernández que me encanta


Esta Marta Fernández que vais a ver en el video del final es una de las que a mi me enamora. Esa que se ríe a carcajadas, que aplaude lo que está viendo como si fuera una espectadora más, la que se divierte con lo que ve y lo que hace. Hay otra más periodista sería, como la que vimos en los primeros programas de Las Mañanas entrevistando a Cascos y a Rubalcaba, grandes momentos que tampoco tenemos que olvidar, no pensemos que todo lo bueno está llegando ahora. Y no olvidemos, por favor, que lo del video en este post también es periodismo, otro tipo de entrevista más distendida, pero también periodismo, no le quitemos valor ni mérito. Y son varias Martas en una, porque ya sabéis que Marta es mucha Marta, y ahora empezamos a descubrir esta faceta suya divertida, de disfrutar haciendo televisión, de disfrutar charlando con amigos, de reírse y hacer que nos riamos con ella.

Pero antes de nada, como ya sabéis que no soy ningún fanboy y si algo no me gusta también suelo decirlo, tengo que empezar comentado que durante un ratito en el programa de ayer me sentí incómodo. Fue durante esa conexión con Antonio Texeira. No se si funcionó o no a nivel de audiencias. Este reportero es el mismo que la semana pasada nos dio ese momentazo en esa tienda de muebles de eróticos que tanto disfrutamos. Y me da la impresión que lo de ayer fue intentar conseguir lo mismo, pero no vi surgir esa química, no la noté. Vi la situación forzada, no noté la misma naturalidad en las risas de Marta y no me gustó ese momento. Me resultó largo, pesado, vacío y, sobre todo, forzado. Hubo cierto momento que os aseguro que estaba deseando que terminase ya y el programa avanzase. Y el reportero está de muy buen ver y supongo que ese juego de ver si iba a quitarse el albornoz y meterse en el jacuzzi igual funcionó con la audiencia a la que le interesase ver los pectorales de este Antonio, pero yo, y me da que algunos más, no acabé de verle sentido a esa conexión excesivamente larga y sin demasiada gracia, alargando algo que en la mitad de tiempo estaba más que contado, al margen de ese "morbo" del albornoz.

Y me parecía que la risa de Marta no era tan natural, pero ese "me parecía" desapareció y se convirtió en certeza cuando apareció Carlos Latre en escena y vivimos esta entrevista que tenéis en este video. Esta si es la Marta natural, la que está disfrutando, la que se ríe de manera espontánea, la que entra al trapo en la entrevista, preguntando, dejando hablar, dejando charlar a ratos a Boris y Carlos pero sin quedarse al margen, sin dejar que se la coman, algo tremendamente difícil cuando hablamos de dos animales televisivos como Carlos Latre y Boris Izaguirre. Pero es que cada día voy viendo más que Marta es un animal televisivo. Y esa es la Marta encantadora que adoro y que me hace querer más y más programa de Marta.

Y esta semana hemos leído que Las Mañanas de Cuatro tienen garantizadas su vuelta en septiembre, tras las vacaciones de verano, que por cierto aún no sabemos cuando serán pero que supongo que tendrá, porque recordemos que Marta lleva sin vacaciones serias bastante tiempo, que el año pasado también le tocó trabajar en verano. Y acudiendo una de las fuentes que citan, esta entrevista en vanitatis.com, me quedo con lo que se comenta en la parte final, donde nos dicen que Marta ha realizado su particular brainstorming y que ha pasado sus ideas a los jefes para mejorar el programa. Y no acabo de ver claro en la entrevista si parte de esas ideas ya las vemos, como esta entrevista a Latre, o si las veremos a la vuelta en Septiembre. Dice que van a poner toda la carne en el asador, y me alegraré mucho de verlo.

Y es más, me voy a mojar y sin datos ni pruebas apuesto a que la sección de Paco Nadal, la entrevista de Latre de ayer y algún que otro reportaje son ideas ya aportadas por Marta. Y me mojo también en que las 10 cosas, ese juego con las fotos que finalmente se canceló, también lo fue. Y supongo que le dolió horrores tener que abandonarlo, pero así es la televisión y seguro que tuvo sus razones. Y ese es el riesgo que creo que Marta va asumiendo, la posibilidad de que algo no funcione es parte del juego. E insisto: cuando vemos estas cosas que apuesto a que son en gran parte de Marta, el programa funciona.

Espero que hagan mucho caso de todas esas ideas que ha aportado Marta a Telecinco, Mandarina, Atlas o quien corresponda, y de las que pueda aportar, que estoy seguro que Marta tiene una auténtica factoría de ideas en la cabeza. Espero que las vacaciones sirvan para que todos se replanteen qué ha funcionado y cuales de esas ideas que Marta aporta pueden ayudar. Ojalá podamos seguir viendo a esas Martas fabulosas, esta divertida de ayer con Carlos, esa "payasa" (en el mejor sentido del mundo) con unos cascos para hablar de los conciertos silenciosos, a esa entrevistadora periodística seria como vimos al principio con Rubalcaba y que hace tiempo que no vemos, a esa moderadora cada día más consolidada que vemos en la mesa de actualidad... Hay muchas Martas de las que hemos visto pinceladas fabulosas y tengo la confianza que todas las mejoras que estamos viendo no van a ser nada comparado con el cambio que veremos en septiembre. Y un cambio para bien, para muy bien.

Os dejo con el momento Latre-Boris-Marta.





PS:  Disculpad la extensión de este post, pero me apetecía hablar de bastantes cosas que llevaba tiempo sin comentar. Jugar de nuevo a pitoniso, que es lo que hago de vez en cuando, inventarme historias y expresar deseos, tirarme a la piscina sin comprobar si hay suficiente agua. 

1 comentarios:

Anónimo dijo...

tienes el video al que haces referencia de la conexión esa que "fue forzada"?? si lo tienes publicalo xfavor que no lo vi

Publicar un comentario

Por favor, di lo que quieras, pero siempre con respeto al autor del blog, al resto de comentaristas, lectores y, sobre todo, a la persona de Marta Fernandez.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.