Últimas Noticias

lunes, 14 de febrero de 2011

El blog de Marta Fernández


Es de suponer que ya lo conocéis todos sobradamente. Imperdonable no leer todos sus post, desde los mas grandes a los más pequeños. Desde los mas sentidos a los mas sencillos. Y no he hablado mucho de este blog aquí, siempre me he centrado en Twitter por su inmediatez y porque es más interactivo, pero no porque Al Final de la Mañana, el blog de Marta, no merezca la pena. Todo lo contrario, merece muchísimo la pena.

Si Twitter es inmediato, un lugar donde decir lo que se piensa de forma rápida y concisa, donde vivir la actualidad, el blog de Marta es un lugar donde reflexionar, tomarse las cosas con calma, con otro ritmo, donde llevar al lector con suavidad y crear una conexión mas allá de unas simples letras. Ya sea una conexión sencilla y ligera, como cuando nos lanza esa ristra de preguntas curiosas o con post mucho mas íntimos y elaborados, como el de esta mañana.
Me he quitado el reloj para teclear más rápido. Y con el reloj me he quitado la hora.
Frases como esa, de esta mañana, pueblan los post de Marta con naturalidad. Casi no llegamos a darnos cuenta de su belleza si no miramos con cuidado, pero ahí están. Y los post de Marta son para leerlos varias veces e ir descubriendo todo lo hay en ellos. Y aunque lo conozcas ya de sobra, para volver a disfrutarlos. Porque Marta conecta. Con esa capacidad de fijarse en los pequeños y grandes detalles, de hacernos llegar exactamente lo que quiere: emoción, vida, un momento, que estemos exactamente donde ella quiere con su escrito. Quizás estoy acostumbrado a leer blogs de noticias donde todo es consumo rápido. Y en este mundo tan rápido, tan de fast food incluso para blogguear, es una delicia encontrar cosas así.

Cuando voy por la calle suelo ir leyendo cosas en el móvil, el día menos pensado me la voy a pegar contra una farola, lo sé, pero cuando en mi Reader aparece un post de Marta, inmediatamente me paro y busco un lugar donde refugiarme y leerlo con calma, porque sé que requiere calma y que lo voy a disfrutar. Y saben siempre a poco, siempre te quedas con ganas de más, siempre deseas que continúe y que el siguiente llegue pronto.

Y seguramente no llegue mañana, o puede que si. Nunca lo sabremos y nunca nos importará, porque la espera, larga o corta, merecerá la pena. No dejéis de leer su blog completo si aún no lo conocéis. Hay de todo y para todos. Y os aseguro que este es de esos post en los que uno se da cuenta de sus limitaciones, porque por mas que quiera, soy incapaz de transmitir ni un ápice de lo que Marta consigue con cualquiera de sus post, así que probad. Pasad por el blog de Marta y, si no encontráis mucho mas de lo que intento contar aquí, volved a comentar.

Marta es lectura obligada para todo aquel que aprecie un texto extraordinariamente escrito y con emociones. Ya lo sabéis, Al Final de La Mañana. No dejéis de visitarlo.

1 comentarios:

Cris Andina dijo...

El blog es genial, cada día se supera. Sus relatos te enganchan de principio a fin. Dejan buen sabor de boca pero con ganas de más, vamos como una buena onza de chocolate ;)

Publicar un comentario

Por favor, di lo que quieras, pero siempre con respeto al autor del blog, al resto de comentaristas, lectores y, sobre todo, a la persona de Marta Fernandez.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.