Últimas Noticias

sábado, 22 de enero de 2011

Retroceder para tomar impulso


Sábado, ha pasado la primera semana de tempestad en el programa de Marta y han resistido los envites de la segunda, al menos de momento. Como ya sabéis de sobra que no creo en las audiencias, así que me despacho lo primero con ellas para quitarlas de en medio. Se podría decir que la cosa se ha recuperado un poco y ha seguido un ciclo parecido al de la semana pasada, aunque con una diferencia importante. Con un arranque espectacular el lunes, marcando máximo, y una curva descendente el resto de la semana, aunque menos pronunciada que la de la semana pasada y con un fuerte repunte el viernes, todo lo contrario a lo que sucedió la semana pasada en que cerró con mínimo y encendió todas las alertas por todas partes. Que viendo las audiencias que había cuando estaba Doña Concha, tampoco es que sean mucho peores pero claro, hablamos de unos 200.000-300.000 espectadores, y con tan pocos en general en la mañana, cualquier pequeña fluctuación genera porcentajes elevados. De sobra conocéis mi opinión al respecto, pero hay que darlas porque, me guste o no, es lo que manda.

Y ahora vamos a lo realmente importante: el programa. Sin duda todos hemos notado muchos cambios en el programa. Desaparición de esa entrada de Marta por la puerta, el espacio de cocina, corazón prácticamente nulo, adiós a ese "estilista" (creo que es de lo que mas me ha alegrado), menos movimiento por el plató, quedándose casi todo el programa Marta tras la mesa, mas política y sucesos... No descubro nada de esto porque solo hay que verlo para darse cuenta. Y esto para mi, como titula el post, significa retroceder, espero que para coger impulso.

Lo dije desde el primer día: Se enfrentan a un doble problema, mantener la audiencia y aumentarla. La audiencia del programa antes era, con todo mi respeto, sesudos señores y señoras con ansia de debate político y poco mas. Y creo que esa audiencia salió corriendo despavorida la semana pasada cuando vio el nuevo programa. Ellos querían lo de siempre, no ese cocinero entre fogones o esas maris hablando de corazón. Ellos buscaban profundidad y "sesudez" y se se marcharon. No hay mas que leer comentarios en Facebook, que creo que son extrapolables en este caso al resto de la audiencia.

Esta semana han vuelto atrás, han remodelado el programa a un punto casi idéntico al que, por lo que se, tenía antes. Ha retomado las Mañanas de Cuatro casi originales, con mas de sucesos y cambiando colaboradores. Y esto parece haber disgustado menos a la gente y algunos han vuelto, ha conseguido frenar la sangría. Añadiendo algunas cosas más, como telepromociones a los programas de la cadena (los dos "jesuses" han pasado por allí estos días, así como el Hermano Mayor), poco o nada hemos visto de esa Casa de Marta de la que se nos habló. El cambió había sido demasiado radical y han decidido, como se dice por mi tierra, recular.

¿Bueno o malo? Pues para mi bueno aunque no me guste demasiado, por ahora, el resultado. Me alegra esa vuelta a atrás porque la dirección que el tema había cogido si que no me gustaba nada. Pero tampoco me gusta como está ahora. Demasiado serio y coincido con las opiniones de los comentaristas en que estamos viendo poco muy poco a Marta. Y no me refiero a físicamente, me refiero a la idea que ella pueda tener del programa que ella querría hacer. Decían que no es la directora, que hay dos directores (a mi las bicefalias jamás me han gustado) y que ella está ejerciendo de presentadora pura y dura. Yo no puedo creerme que alguien que asiste a las reuniones de contenidos, que se levanta a las 5 de la mañana y que se prepara los temas y entrevistas sea solo una especie de florero en el programa o muy buena estudiante. Para eso le basta levantarse a las 9, estar en plató a media mañana para maquillarse y dar un repaso al guión, presentar y a casita. Creo que todos los que leemos su twitter sabemos que Marta está tomando el tema mucho mas en serio, lo que no significa que tenga ni mucho menos el control sobre el programa. Creo que lo que demuestra es, sobre todo, profesionalidad. Que haga lo que haga, aunque no sea lo que ella haría si la dejaran, lo toma totalmente en serio e intenta que salga lo mejor posible.

Errores, para mi, como poner a Cascos en la mesa de debate en lugar de dejar a Marta a solas con el me parece imperdonable. No hay mas que ver como iba, con esa carpeta llena de papeles para defenderse de los periodistas. En esos casos es mucho mejor que lo entreviste sola, para relajar al invitado y que haya mas posibilidad de éxito. ¿Alguien piensa que ella no hubiera preferido hacerlo como la semana pasada, entrevistar sola y luego pasar a la mesa de debate? Yo creo que, de haber estado en su mano, hubiera sido así. Y estoy seguro que lo intenta, pero al fin y al cabo eso es una estructura, hay una escala de decisiones y poco podrá hacer (por ahora) aparte de sugerir, proponer y defender sus criterios, pero la última palabra no es suya. Supongo que la mayoría somos trabajadores y en muchas ocasiones vemos en nuestras empresas decisiones que no nos convencen y hasta proponemos hacer ciertas cosas de otra manera por el bien de la empresa, pero al final no tenemos mas remedio que hacer lo que nos dictan desde arriba. No creo que en un programa de televisión la cosa sea muy diferente.

Por supuesto que no es la directora, pero algo creo que tiene que decir, ideas que aportar y dudo que sus palabras sean ignoradas por el equipo, aunque por desgracia no todas sean tomadas en cuenta. ¿Cuantos de los cambios de esta semana habrán sido aportaciones propias de Marta? No lo sabemos y dudo que lo sepamos nunca, pero creo que mas de los que pensamos provienen de la propia Marta. ¿Que todavía no hemos visto ni de lejos lo que puede dar si la dejan? Por supuesto. El programa hay que llenarlo de otros contenidos, hay que abrir nuevas secciones, amenizar un poco mas el cotarro, pero tras el susto de la semana pasada no creo que se presente ninguna revolución. Diríamos, con símil político acorde al tono del programa, que ahora lo que se avecina es una transición. Un largo periodo de introducir cambios suaves intentando contentar a la mayoría de los que están y llevar nuevos aires.

Secciones de cine, literatura, ocio, tendencias, cara a cara entre personajes conocidos (que rabia me ha dado ver que a Doña Concha van a darle algo parecido), cocina, moda, viajes, música, incluso algo de corazón... Hay mil cosas de las que se pueden hablar en televisión, pero parece que a esas horas solo saben rellenar con sucesos, corazón malo y algo de debate de actualidad. Si algo puede aportar esta estabilización de las audiencias es tiempo y calma para que Marta pueda ir trabajando "en la sombra" aportando ese tipo de contenidos nuevos y frescos. Ir metiendo secciones poco a poco aquí y allá e irlas consolidando.

Mi lado Zen no está aún contento con el programa, pero me sigue insistiendo en lo mismo: paciencia, joven Padawan. Es sabido que Telecinco no se caracteriza por esta virtud, pero esto es Cuatro, donde la audiencia puede importar un poco menos, enfrascados como están en la lucha de la cadena matriz con Antena 3. Confío en Marta y en su saber hacer en la sombra, en que sabrá ir buscando el momento para ir aportando e irse ganando el puesto que le corresponde, mas arriba en la escala de decisiones.

Porque creo que ahora mismo no debe estar, ni de lejos, tan cómoda como se la ve en la foto que ilustra este post, pero aún confío en que pueda llegar a estarlo. ¿Y sabéis una cosa que me da bastante rabia? Pienso que veremos cambios para mejor, estoy seguro que Marta continuará trabajando en la sombra poco a poco, como una hormiguita, para ir mejorando el programa. Y ahora muchas críticas se han centrado en ella, como imagen del programa, pero cuando la cosa vaya mejor, que lo irá si la dejan hacer, pocos serán conscientes de ese trabajo oculto y personalizarán en ella esas mejoras, como han hecho cuando la cosa ha ido mal.

18 comentarios:

JL Editor dijo...

(parte 1) Bueno, llega la hora de las disecciones.

Puedo estar más o menos de acuerdo con lo que dices, pero hay cosas en las que no creo que debieran ser así, o por lo menos no las veo así.

Para empezar las audiencias, ninguno sabemos el tope que se han puesto ni donde quieren llegar, ser conservadores para un inicio puede estar bien, pero seguro que ese no es el objetivo, vale parece que la sangría, la hemorragia está frenada. Pero de qué forma, y ¿es la cura? No lo sé, no tengo el número marcado por la cadena. Pero lo dudo.

Dices que Marta se toma en serio el programa e intenta que salga lo mejor posible, a lo que yo añado, pues claro no es imbécil, y dentro de lo que la dejan, pues lo hace.

Pero aquí y sé que es difícil entenderlo, es televisión, y si en todos lados hay jerarquía pero esto es televisión, y quien sale a dar la cara, es la jerarquía, para aquellos que están en casa, y por tanto Marta tiene una posición de fuerza que debiera de utilizar.

Dices que te da envidia Concha, y me pregunto si no ves la diferencia, pues la diferencia es que Concha hace SU programa y Marta hace el de OTROS.

Esa es la diferencia, y lo que marca todo.

Y repito Marta es quien va recibir las ostias, y no precisamente sagradas, es más la están sacudiendo día sí y día también, a noche sin ir más lejos en el facebook del programa.

Qué es de los incondicionales a Concha y anterior etapa, es posible, pero no les falta parte de razón.

Y Sí, y esto no es responsabilidad de Marta, por lo menos en parte.

Pero vamos a ver, tratar el programa: (Fin parte 1)

JL Editor dijo...

Mejoras, obviamente la eliminación del corazón, de ese supuesto estilista repleto de tópicos, y para de contar, en esa primera parte del programa.
Cambios no tan buenos, sustituimos corazón con sucesos aderezado de sensacionalismo, pues bien aunque Marta le dé su toque serio y de periodista, todo lo demás va por sus foros, que si un video casi a nivel del tomate, que una entrevista con la víctima, para reforzarnos el drama y eso sí, para aliviar la tensión un video reportaje de una maciza, y unos videos al estilo de SLQH pero sin un Miki que le ponga el punto humorístico… y Marta dónde está, haciendo concesiones, aparte de que esa primer parte del programa se parece mucho al fracasado “Está Pasando”.

Luego la típica entrevista de promoción, donde Marta se limita a seguir guión, y donde no pone nada de complicidad desde lo que es y son sus inquietudes, porque, como ya mencione, con Calleja no fuera capaz de establecer una complicidad por afición a los viajes, es sumamente raro, también es cierto que no la dan mucho tiempo, porque se lo come los sucesos, y sí es que de 90 minutos 50 son de sucesos y 15 de publicidad. Por supuesto que en toda la sección Marta sale con escudero fijo y cantante, ¿pero esto no es su programa?

Dices que poco apoco van incorporar temáticas, espera que desencaje mi mandíbula de la carcajada, no, esa gente ni sabe ni quiere ir por ahí. Olvídate. Siento ser tan sincero pero esa vía ahora está muerta.

Tertulia, la base de Concha, dejando aparte los incondicionales, que adoptan una postura totalmente autista e integrista, vamos a destrozarla.

Para empezar se la dedica un tiempo muy escaso, y por ello le sobran temas a tratar de hecho más de una vez se le quedan cosas fuera.

Componentes de la mesa, si bien es cierto que existe más equidad que la semana pasada, siguen con fallos de bulto, no puede ser que dos personas anden ahí fijos y casi a diario como tertulianos y escuderos fijos de Marta, obviamente me refiero a Rafa de Miguel y por ese “topiquista” con cara de niño: Daniel Serrano. Vale que tengan que dar salida a los de CNN+, pero hombre ahí no. Y aquí en esa mesa debiera ser más equitativa en tendencias políticas, puesto que así tan escorada a la izquierda,( a pesar de sus mejoras) hace que se pierdan audiencias, y se queden solo los proizquierdistas, lo que a mi juicio es un fallo estrepitoso.

Sobre el papel de Marta, una vez pulido ese fallito de borrar el nombre a los contertulios, lo hace correctamente, y se la ve disfrutar, esta última cuestión no se la ve en el resto del programa, y se nota. Obviamente me quedo con esa Marta disfrutando.

(fin parte 2)

Dagarin dijo...

Te contesto a algunos puntos:

. Las audiencias, claramente quieren subirlas, pero mientras no bajen de un límite darán cancha, o eso pienso yo. Mantenerlas, al menos al principio, no lo veo mal. Dará tiempo para ir mejorando.

- Yo me he llevado muchas ostias no sagradas por tener que obedecer ordenes, no hay otra. Cuando trabajas por cuenta ajena, sin ser tu jefe, no tienes mas remedio que obedecer directrices, por mucho interés que tengas en cambiarlo. Dudo que sea tan diferente en la televisión como en el resto de trabajos, aunque claramente en TV hay una cara mas visible. Y si comento que Marta se está llevando una buena ración y que, por desgracia, no se valorará lo suficiente por la audiencia el trabajo que realice en la sombra.

- Claro que Concha hace su programa, bien que lo ha peleado la señora con amenazas de marcha y quejas vía twitter (y las que no sepamos en privado). Y creo que he dicho rabia, no envidia, que son términos muy diferentes para mi y si he puesto envidia, rectifico desde aquí.

- Las entrevistas promocionales, son lo que son. Ahí hay poco que rascar. Personalmente centrado en Calleja, no era momento de hablar de viajes ni nada así, sólo promoción del programa. No nos engañemos, no era una entrevista, era una especie de photocall publicitario.

Del resto, son visiones y opiniones personales. Yo veo algunos fallos de los que dices pero tengo mas confianza en que algo vayan intentando y que ahí si pueda hacer algo marta. Es difícil, no le están dando aún toda la confianza que creo que se merece, pero insisto en tener confianza en que algo logrará con tiempo.

Saludos.

JL Editor dijo...

Sí en un principio intentaron hacer de ella, un AR pija y con mucho glamur, con su consecuente fracaso, ahora están en hacer que seas aquel Emilio Pineda sensacionalista y que además fracaso.

Así pues dónde está Marta Fernández, es suficiente Marta Fernández, con ese aspecto juvenil y para mojar con pan, como parte amable del sufrido mundo. Pues no.

Concha hace su programa, Marta no lo parece.

¿Entonces? Puede hacer mucho porque está en posición de fuerza. No lanzare ideas, ni mucho menos, pero debiera de sacar ese carácter que tiene, y que obviamente todos tenemos, e ir marcando su territorio, puesto que esto es SU programa, y es ELLA quien se lleva las ostias. Yo por lo menos no veo que sea ella, a Concha sí, la veo y se la ve luchar por lo que quiere, no me parece que Marta lo haga.

Así pues yo si estuviera en su piel, no dudaría en sacar mi lado “borde” y defender mis creencias, y lucharía en hacer lo que quiero y como quiero, tal que lo hace Concha. Sí, no es fácil, tiene sus riesgos y hay que trabajárselo mucho más, y ya sé que se tira 14 horas ahí en Fuencarral. Pero no se trata solo de preparar, y de ajustar textos o preguntas, y tenemos ojos y cuando lanza las piezas son textos de guion pues son los mismos que utilizan en el Faceboook…

Marta tiene que poner su Alma, su personalidad, podría poner muchos nombres como ejemplos, pero sin duda que los conoce todos, y el resto de los que me leen también, pues bien esos caballeros de la información tienen algo de lo que en apariencia carece, y digo en apariencia, porque seguro que lo tiene, y no es otra cosa que PERSONALIDAD, por cierto es lo que tiene y marca Campoy.

Si estamos en que ELLA como cabeza visible es quien recibe, por lo menos que sea por algo que realmente hace, porque ahora se las lleva todas sin parecer que sea ella misma y haciendo lo que parece que otros idean. No me transmite otra cosa.

Solo parce que le quedan dos, o ir al desastre, o pelear por lo suyo, tal que hace Campoy, y si cae por lo menos que sea por algo que hace de verdad. No por la ineficacia de otros. Ya que estos, si fracasa su programa harán otro y solo Marta Fernández sufrirás las consecuencias de su mal trabajo.

Ser uno mismo, con tus creencias, con tu pasión, es la clave de todo. Campoy se lo aplica ¿Marta Fernández? No lo sé, pero no me transmite que sea así.

Saludos JL

Dagarin dijo...

Totalmente de acuerdo en que Marta tiene que sacar su personalidad y hacer un programa que seguro seria mucho mas interesante sin dejar de ser entretenido, que es la parte que ahora olvidan.

En TV parecen asumir que entretenimiento=corazón. Hay mucho mas entretenimiento. Estoy convencido que ella debe estar en esa lucha, pero ganar una guerra es ir ganando grandes y pequeñas batallas, es una cuestión de tiempo, que espero que tenga, y constancia, que me da que tampoco le va a faltar.

Seguimos sin ver la casa de Marta que nos gustaría, pero sigo esperanzado en que llegaremos a verla.

Saludos.

Anónimo dijo...

Me vais a perdonar. Es la primera vez que escribo y no se si el anfitrión publicará mi comentario, porque es bastante negativo (aunque no creo que falte al respeto). Soy de los que me gusta Marta por guapa, simpática y natural (o eso pensaba). No pretendo, como parece que vosotros si, conocerla por el simple hecho de verla en la tele o leer algunas líneas suyas en Twitter. Entonces, no entiendo muy bien de dónde sacáis esa seguridad sobre su capacidad o exagerada inteligencia. Viendo por ejemplo aquel video de la pillada en el que sale tan pija y medio tonta solo preocupada porque no luce bien, pues la verdad es que no os entiendo. También la hemos visto muy fuera de lugar en El programa de verano. Le han puesto a su disposición (como dice JL, porque es guapa y joven) un programa entero, y no lo está sabiendo aprovechar. ¿Que no es la directora? Claro, y os puedo asegurar que la mayoría de los presentadores en TV mandan mucho menos de lo que vosotros creéis. Pero si ella realmente tuvieran tanta capacidad, pues sacaría de donde no hay (podría haberlo hecho con Calleja por ejemplo) o explotaría mejor las oportunidades que sí le dan, lo que no hizo con Rubalcaba, con quien quedó claro que aunque ella tenga tablas todavía le falta mucho para manejar sola un programa. No soy devoto de la Campoy, pero un vistazo al Facebook del programa nos hace ver que no se trata sólo de fans acérrimos de ella, como decís por aquí, sino también de gente que no comulga con el nuevo perfil del programa, pero que tampoco puede con una presentadora "pija" y con laísmos -según se lle en varios comentarios- (y esto sí, para mí es grave que un periodista no hable correctamente).
En fin, lamento si soy muy duro, pero como en el cine, no hay papeles grandes y papeles pequeños sino grandes actores que pueden hacer grande un papel pequeño. Y, lamentablemente, aquí no vemos una gran presentadora. Uno no se saca así como así el estigma de ser un "Angel de Vasile". Si ella lo aceptó en su momento (no hace tanto de eso, os recuerdo), por algo habrá sido. Pues ahora no puede simplemente renegar, ya que eso fue lo que le dio la notoriedad pública que está teniendo (¿cuánta gente la vio en las campanadas?).
Yo la prefería en informativos, no le pido tanto como vosotros. De todas maneras, seguramente le aguantarán el programa. Y si sabe aprovecharlo, debería mejorar.
Un saludo y gracias Dagarin por el espacio.

Dagarin dijo...

Siempre he mantenido la misma linea, anónimo/a: se pueden decir cosas buenas y malas, siempre que sean con respeto y razonadas como tu has hecho. Aquí, pese a lo que pueda parecer, no hay censura.

Sobre su capacidad e inteligencia (nadie ha dicho que exagerada, solo que es inteligente), pues no la conozco mas que por sus trabajos en televisión, donde creo que desde hace ya unos cuantos años está demostrando su profesionalidad y capacidad, y por twitter, donde sus lecturas recomendadas y twits me hacen pensar que alguien que lee tanto, esas cosas y hace esos comentarios, tonta no es.

Lo de Calleja, igualmente lo he comentado. Eso no son entrevistas: es promoción pura y dura, un simple photocall, no se que esperaba la gente. No difiere nada de la que hizo a Jesús Vazquez o a otros. Y no solo ella, cualquier periodista en esa situación, se llame Marta, Concha, Jordi o Ana Rosa..., se limita a hacer lo mismo. La de Rubalcaba, simplemente opinamos diferente, para mi fue muy buena la entrevista.

Respecto a que hable mal, te aseguro que yo nunca lo he notado y nunca nadie lo había comentado. Puede que yo sea igual de torpe que ella o que sencillamente se le haya escapado uno y zas, a degüello con el tema.

Me gusta tu símil cinéfilo y lo vario, con tu permiso. Si que hay películas buenas y malas. Y por ahora esto es una película mediocre, con la suerte de no estar aún terminada. Mi caso personal no es que le pida mucho, no le puedo pedir nada a quien no conozco, hablo solo por intuición. Me da que puede dar mas si la dejan. Y lo dará seguro.

Dejo para el final lo de pija porque es algo que me está tocando las narices. No por ti, anónimo, sino por esa imagen que se está dando y el famoso video. A ver, vas a salir por la tele delante de unas cuantas personas ¿Como no vas a mirar la imagen que das? ¿Acaso Cantero, Prats o Arce, por poner ejemplos masculinos, no se preocupa que se le vea bien la chaqueta y pasa por maquillaje y peluquería? Ese video creo sinceramente que no se entendió en absoluto. Para mi es una pequeña gran joya por su naturalidad y simpatía.

Saludos

Blogorwell dijo...

Mirar Marta hace lo que puede y lo que le ofrecen en cada momento, ella sabe que ha emprendido un camino de no retorno aun mas cuando en vertele informan que están buscando una periodista dentro de la cadena o en periodistas de CNN+ que la sustituya para formar pareja con David Cantero y sabe muy bien que Vasile anda preocupado por las bajas audiencias de Cuatro ya que este es superado por la Sexta, Marta no puede sentir que ese programa es suyo ni presentarlo como tal por todo esto, es como y aplicando un ejemplo laboral, como cuando entras en una empresa con un contrato de duración determinada con un periodo de prueba y te asignan la responsabilidad de un área concreta, ese despacho que tienes o ese centro de trabajo donde pasas tus primeros días no lo sientes tuyo y andas con la mosca detrás de la oreja ya que empiezas a escuchar que la empresa a la que llegaste con ilusión pensando que tenias una gran suerte de que te contrataran y el haber encontrado este trabajo no esta teniendo los resultados previstos y se empieza hablar de las tres letras malditas ERE, tu sientes que se mueve el suelo bajo tus pies, ves que peligra tu contrato y encima estas en tu mes de prueba, quieres hacer bien tu trabajo, pero sabes que no puedes ir mas allá ya que eso te haría visible y te pondría en el disparadero del departamento de RRHH, tienes que hacer el mínimo ruido posible cumplir y con las directrices de tu empresa. Luego cuando sales del trabajo y vas con los amigos y con la familia o twitteas dices que todo va bien para no preocuparles y que estas muy contento con tu nuevo trabajo.

“El programa de Marta” ha quedado tan descafeinado y con esta nueva estructura entre el Está Pasando de Telecinco y el Está Pasando, lo estás viendo de CNN+ que ya queda fuera de lugar la cabecera de presentación del programa, con una Marta en un taxi manejando un Iphone y un Ipad que saca del bolso para navegar por la web de Cuatro, lo que da a entender que el programa tratará de la actualidad tecnológica que estamos viviendo, luego cuando sale del taxi, vemos el pie enfundado en un zapato de tacón rojo que pisa el suelo lo que da a entender que es un programa donde se va a hablar de moda y tendencias, luego mira un jarrón de cristal de un escaparate para subir por el ascensor de “su casa”, tendrían que cambiarla ya que lo que muestra no se vé en el programa, podrían sacar de nuevo al colibrí de Esta Pasando sobrevolando una representación en 3d de la mesa donde pasa todas las mañanas Marta Fernandez.

Dagarin dijo...

Lo primero, pedirte disculpas por tardar en responder. Se me fue de la cabeza por completo. Me parece muy acertada la comparación que pones de Marta en una empresa nueva en peligro de ERE. Ahora mismo creo que esa es la situación y no es el momento de hacer revoluciones.

Todos coincidimos aquí, o eso creo, en que no estamos viendo La Casa de Marta, pero el tiempo dirá si llegamos a verla o no, que sigo sin descartar que, poco a poco, lleguen a convertirse estas Mañanas de Cuatro en ese magazine mas a la medida de Marta.

Me parece muy interesante el link que has dejado sobre Vasile porque menciona un tema que no hemos tocado aquí: el efecto rechazo. Mucha gente que veía Cuatro era muy crítica con Telecinco y ahora, todo lo que venga de allí, van a criticarlo a muerte diciendo que lo de antes era mejor. Sin duda, un hándicap mas para hacer que las Mañanas triunfen, porque mucha gente dirá que esto es ahora telecirco y que quiere que vuelva Concha. Lo estamos viendo en los foros.

Por eso, y se que soy tremendamente pesado, vuelvo a lo mismo, paciencia. Todo esto tiene que asentarse, requiere calma. Telecinco no puede desmantelar lo que había y empezar de cero, además encontrándose una clara oposición. Por eso me parece bien esta marcha atrás para ir introduciendo los cambios poco a poco, intentando evitar ese rechazo.

Un saludo

JL Editor dijo...

Pero es que no se trata de hacer una marcha atrás, se trata de que no se puede idear algo en 15 días con dos productoras y emulando lo que ya tienes en Telecinco.

No me cansare de decirlo y lo comente mucho antes de que ni siquiera existiera aquella especie de nota de prensa.Corazón NO, y zas ahí en primer término y todos los días con el permiso de los exCNN+.

Y en primer término Marta, con su cabeza amenazada, antes de comenzar, lo siento pero a mí no me hace falta leer el enlace de Vasile, ya lo vi mucho antes. Y ellos debieran haberlo visto antes y anticiparse.

Lo primero que hay que saber es:

¿Dónde se quiere ir con la Mañanas? Aquí Marta poco puede decir.

¿Dónde quiere ir Marta con las mañanas? Aquí Marta debiera de tomar cartas en el asunto y tomar la iniciativa. NO ser sujeto pasivo. Y marcar su rumbo.

Porque es obvio que las productoras van a lo suyo, y no parece que les importe tener ahora un programa sin cohesión ni rumbo.

Respecto a ERES y similares, olvidaros Marta y quien hace ese programa nada tienen que ver con Cuatro, son productoras de Telecinco o participadas, y Marta pertenece al grupo Telecinco. Eso sí ahora salen por esa pantalla. Luego los problemas que puedan existir solo se pueden verse reflejados en la recolocación de gente de CNN+, nada más. Y obviamente se deja sentir en la línea editorial de la tertulia. Nada más.

De la forma de hacer ese programa es ni más ni menos que no saben hacer otro tipo de programas, ni tener un equilibrio informativo.

Entonces cuál es el fallo de Marta. Pues que parece a todas luces que acepto ser solamente presentadora.

La solución, en parte, recae en que ella, debiera implicarse en la dirección y los contenidos, ya que el ejecutarlos lo puede hacer, digamos que con los ojos vendados.

Y repito es ella la perjudicada.

Saludos JL

Dagarin dijo...

Solo dos cosas. Por un lado, o lo del ERE te lo has tomado demasiado literal tu o yo entendí erróneamente que Blogorwell lo que planteaba es una metáfora, no que literalmente se esté planteando un ERE en la cadena ni nada de eso. Ya nos aclarará en que sentido lo decía.

Y respecto al "fallo de Marta". No se tu, pero yo llevo toda la vida trabajando por cuenta ajena y no veo tan sencillo lo que tu dices. Parece que tu lo ves muy sencillo, pero yo, en mi trabajo, no puedo llegar a los que mandan lo que debe hacerse o no ni pedir que me hagan director de departamento por la cara. Tiene que hacer, no debió aceptar ciertas cosas. Cuando tienes JEFES todo se complica. La técnica del puñetazo en la mesa no sirve mas que para que te den una patada. Desconocemos su capacidad de decisión pero como bien dijo Blogorwell, no es directora. ¿Que debería serlo? eso nos gustaría a todos. Despejaría todas las dudas que tenemos y veríamos el verdadero programa de Marta, para bien o para mal. Pero insisto: hay JEFES por encima.

No le queda otra que ir trabajando en la sombra, aportando lo que pueda aunque luego el mérito se lo llevaran otros (véase caso Peggy Olsen) pero de los fracasos todos culparan a la imagen del programa. Pero esa es su lucha, que creo que debe tenerla y grande, dudo que estemos aquí diciendo algo que ella no esté viviendo.

Y me repito por enésima vez: tiempo. Dejemos a Marta hacer lo que la dejen.

Cris Andina dijo...

Me va a ser difícil postear algo después de una lectura tan extensa, pero a algunos no me gustaría veros como ejecutivos de una cadena. Ya os hubieseis liquidado el programa.
El retomar un programa que ya tenía una audiencia y unos contenidos (me refiero a la época de Concha) es un trabajo muy difícil y arriesgado. Hay mucha gente que veía el programa de Concha y al ver ahora a Marta dirá ¿y quién es esa?. Si mientras se acostumbran a la nueva cara que aparece en su programa le cambias encima los contenidos, el riesgo se multiplica. Lo que está claro es que leen y se preocupan por la opinión de la gente y han sabido reorientar el programa. Aplaudo enérgicamente sobre todo porque hayan quitado al estilista y el tema del corazón. Ya no sólo porque no me interesan, sino porque a Marta no la encontraba a gusto, la veía perdida en esas secciones.
Con respecto a Marta, no sé si tiene algo de control en el programa o no. Lo que está claro es que no es una simple presentadora que se lee el cue. Se ve claramente que le interesa lo que dice y que está involucrada.
Creo que para ella tomar las riendas del programa tiene que ser complicado también. Es un trabajo distinto al que venía haciendo en informativos y primero tendrá que acomodarse, antes de tomar la iniciativa. Sin unas secciones claras y coordinadas, me pongo en su lugar y estaría perdida. Pienso que lo primero es estructurar el programa y eso, creo yo que ella ni pincha ni corta. Pondrá su granito de arena, pero la decisión final está claro que no es suya.

Como con cualquier cambio, creo que hay que tener paciencia y sobre todo si la cadena está apostando por el programa, en otra cadena quizás ya no siguiese.

Lo dicho, calma y paciencia.

Dagarin dijo...

Gracias, Cris. Veo que tenemos opiniones prácticamente iguales y me alegra ver que no soy el único que no ve el panorama tan tremendamente crudo como lo ve el resto.

Me has dejado sin palabras, creo que todo lo que he intentado decir en estos dos dias lo has resumido tu perfectamente, así que un +100 para tu comentario.

Cris Andina dijo...

Por cierto, no nos olvidemos que el programa se titula "Las mañanas de Cuatro", no "Las mañanas de Marta"
Es como si yo cojo el traspaso de un bar que hay en mi pueblo famoso por el pulpo y pretendo mantener el local como está y servir pulpo. Recibiré críticas por todos lados porque se basarán en compararme con el anterior propietario. Si lo transformo, recibiré críticas igualmente porque ya no está "el sitio aquel donde se comía tan rico el pulpo". En fin, que esta sociedad es muy crítica y cada vez somos más exigentes.

PD: Gracias Daniel por los halagos, ya habrá quien me dé "ostias" jajajaj

Dagarin dijo...

jajaja. Ya llegarán pero por lo menos somos dos ahora los que pensamos igual para repartirnoslas XD.

Saludos.

PD: Y de nada, no se merecen.

JL Editor dijo...

Pues no seré yo quien reparta Cris, yo soy de los que suelta muchas palabras, pero tengo que decir que las tuyas me complementan, no se trata de si yo tengo razón o no.

Yo por lo menos lo que hago es leer las situaciones, las jugadas, y decir la jugada que debiera ser, para que funcione.

Aquí, la jugada pasa por una Marta que marque SU camino, que no es el mío, ni siquiera el vuestro, es EL SUYO.

¿Fácil? NO

Es la cosa más compleja que hay, no solo porque ha de preparar el programa cuestión que ya hace, sino tomar las decisiones de un equipo, por donde hay que ir, qué seleccionar, a quién llamar, es decir: dirigir un equipo, y en este caso, no es un equipo, por lo que se ve, han de ser dos, porque son dos productoras, que además tienen objetivos diferentes. Así que el que entendiera por mis palabras que es fácil, decirle que no. Es dificilísimo hacer lo que yo digo.

Ahora parte de lo que yo digo, es que se necesita PERSONALIDAD, y esa la puede (debería) aportar Marta, y no solo presentando, sino presionando para hacer las cosas que ella quiere hacer, y puede hacerlo sin tomar la dirección. Y repito: el que entendiera por mis palabras que es fácil, decirle que no. Es dificilísimo hacer lo que yo digo.

Pero y aquí es una máxima, todo programa que triunfa es porque hay la personalidad de alguien impregnándolo todo, porque existe un algo que te llama.

Desgraciadamente el Magazine donde trabaja Marta no existe eso, y no me equivoco si digo que NO es cuestión de ella.

Por último intentare ser un poco brujo y sin ver el programa de hoy, y que no veré hasta bien entrada la tarde, me inclino a que va ser una primera hora casi monotemática por el caso y juicio de Marta del Castillo, y creo que durante toda la semana.

Es decir veremos lo mismo que la semana pasada, pero centrado en un caso.

Saludos JL

Cris Andina dijo...

Está claro que aquí no es cuestión de tener razón o no. Cada uno tiene un punto de vista y hay que respetarlo. No trato de convencer a nadie. Sólo digo que, para una vez que no quitan un programa a la primera de cambio por falta de audiencia, tengamos paciencia y dejemos que el programa tome su rumbo. Dicho esto, ese rumbo igual no es el que todos queremos, pero eso ya lo iremos viendo.
La verdad, creo que te has imaginado un programa que posiblemente no vaya a ver la luz nunca y yo aquí vengo a debatir sobre Marta y si está llevando bien su paso por el programa, no si el programa es como yo quisiera que fuese.
Es como si a Fernando Alonso le hiciesen conducir un 600 y él lo diese todo por ganar la carrera pero aún así quedase último. Criticaríamos el esfuerzo que ha puesto él o criticaríamos al equipo??
yo creo que aquí pasa algo de lo mismo. Para mi Marta, dentro de sus posibilidades lo está haciendo bien. Pero si el equipo no dá para más, no se le puede cargar a ella con toda la responsabilidad.

Lo dicho, seamos un poco positivos y pacientes, a ver si le dan a Marta más cancha para poder hacer un programa como le gustaría a ella y se sienta cómoda.

Saludos

Cris

JL Editor dijo...

Cris, lo del rumbo, creo que ya lo comente, y lo marca gente que no ha preparado su carta de navegación, y que ha dado un autentico bandazo, que no se sabe muy bien dónde van.

Sinceramente, me gustaría ver a Marta, y tengo la sensación de ver un programa que lo puede presentar cualquiera.

Quisiera que Marta me sorprendiera, que me enganchara con lo que me cuenta, y la verdad, gracias al avance rápido, la veo solo a ella, y la tertulia, porque el resto ni fu ni fa.

Ayer la preguntaron por twitter, cómo aguantaba un programa así, que si no pasaba factura en referencia (entendí yo) a la dureza y hastió del sufrimiento del suceso, ella contesto (no literalmente) que sí pasaba factura, y que había días agotadores, que no entendía como lo hacían los de humor.

Obviamente ella fue al plano físico, o no quiso entrar al meollo intelectual, y por tanto no quiso mojarse, o simplemente estaba muy cansada para ver con claridad la pregunta. La respuesta te puede dejar frio, y no saber muy bien qué pensar.

Lo mismo me sucede cuando la leo una entrevista en formulatv y veo el programa. Me habla de unas cosas y veo otras.

Lo que quisiera es que ella me hablara, y luego lo que dice lo pueda ver. Es esa sensación de cuando ves una cinta y la imagen va con el sonido desfasado. Algo pasa y el cerebro actúa en pleno rechazo de la confusión creada.

Quiero ser positivo, sé que Marta es “genial” a nivel intelectual, y quiero pensar que esto evolucionara como ella dice, pero veo que no van por ahí las cosas, de momento lleva dos días que solo se dedica a sucesos y durante unos largos 60 minutos. Y además parece que ganan alguna decima, luego todo hace que piense, que el rumbo va ser esté: “El caso: El Magazine”.

Saludos JL

Publicar un comentario

Por favor, di lo que quieras, pero siempre con respeto al autor del blog, al resto de comentaristas, lectores y, sobre todo, a la persona de Marta Fernandez.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.