Últimas Noticias

domingo, 16 de enero de 2011

Acerca del Twitter de Marta Fernández


Antes de nada, declarar que este post no será imparcial. Y el motivo principal es que soy un auténtico fan de Twitter, sobre todo unido a un smartphone. Hace ya tiempo que tengo una cuenta abierta en esta red y me encanta. Me parece muchísimo mejor que Faceboook por su inmediatez, claridad, simpleza... es comunicación directa e instantánea. Nada de mensajes elaborados, 140 caracteres para decir lo que se te pase por la cabeza y saber que pasa por las cabezas de la gente que te interesa. Para no enrollarme sobre mi devoción por twitter ni tener que explicar, a los que no la conozcáis, qué es esa red de microblogging, os invito a leer este post que publiqué hace ya un tiempo en mi blog personal.

Antes de entrar en materia y hablar del twitter de Marta Fernández, unas definiciones cogidas directamente (copiar/pegar) de la RAE.

Oir: Percibir con el oído los sonidos.
Escuchar: Prestar atención a lo que se oye.
Manejar: Usar algo con las manos.
Usar: Hacer servir una cosa para algo.

La traducción personal de estas definiciones, según lo que en su día me enseño Jacinto, mi profesor preferido y que menciono mucho en mi blog personal, es que oir es cuando estás en una conversación y recibes las voces de la gente, mientras que escuchar es entender lo que se está diciendo y recibir esa información. Manejar es coger un martillo y un cincel para golpear una piedra, usar es coger ese martillo y cincel para modelar el David De Miguel Angel (es que era mi profesor de Historia y Arte, lo aplicaba para hablar de arte).

Pues centrándonos en Marta, ella no maneja el Twitter, lo usa. Creo que ha cogido rápidamente cual es el sentido de esa red y la está utilizando perfectamente. En el post que os he enlazado antes, os explico el uso y utilidad que yo le veo a esta red a nivel personal. Pero aquí no hablamos del uso que yo le pueda dar, o cualquier persona particular, hablamos de una persona pública como Marta, y ahí la cosa cambia. Como persona pública, no puede expresar todo lo que se le pase por la cabeza, como hago yo, pero tampoco debe limitarse a hablar de su programa, enlazar a su blog o comentar noticias, como ayer indicaban en los comentarios del post anterior. Eso sería manejar twitter, hacer lo básico y que funcione, pero Marta no lo maneja, lo utiliza perfectamente, y eso que lleva poco mas de una semana con él.

En mi post del Territorio Dagarin comentaba el mal uso que muchas webs oficiales o blogs con ganas de expandirse hacen de twitter. Agregan a miles de personas para que los agreguen y cada vez que ponen algo en su web, publican un twit para que todos esos seguidores se enteren. No está mal y de hecho es interesante para muchas webs de noticias e información. De hecho, tengo varias así agregadas porque quiero saber cuando hay alguna noticia de última hora. Diría que es el uso correcto principalmente en caso de tener una web de noticias, solo utilizarlo para compartir su información, aunque también tiendas para mandar ofertas y demás.

Pero Marta no es un canal de noticias ni un periódico. Es una periodista y una persona, y debe combinar ambos aspectos en su twitter, debe ser un lugar donde se de a conocer como persona y a la vez nos de información que demuestre que es periodista. Sin llegar a excesos de cotilleo, pero si detalles de su vida que la humanicen, que la hagan cercana a su público sin tener que caer en contarnos que se acaba de sentar con su gato a limarse las uñas, si retazos, pinceladas de su vida que la hagan más humana.

Pero a la vez es periodista y tiene que hacer ver que lo es. Porque no es lo mismo un presentador o presentadora que sólo lea lo que le dicen que una periodista, que se asume que es alguien que se interesa por el mundo que lo rodea, por lo que sucede aquí y en Pekín, por revueltas populares, el discurso de Obama o la última encuesta de CIS sobre los hábitos sexuales de los españoles. Cualquier cosa que sea digna de estar en un informativo o en un programa como debería ser el suyo.

Y Marta está logrando el equilibrio perfecto entre ambas facetas. Igual nos sorprende con preguntas absurdas como hacia donde tiene que girar la cucharilla del café, que nos confiesa su devoción por las manzanas electrónicas. Pero también nos enlaza a un artículo de Time sobre el espionaje industrial, de El Pais sobre el estado de las negociaciones gobierno/sindicatos sobre las pensiones o nos recomienda seguir a alguien interesante.

El twitter de Marta guarda perfectamente ese complicado equilibrio que debe mantener Marta entre personal y profesional, sin olvidar que también lanza píldoras promocionales de su programa, que también es parte del sentido de un twitter como el de Marta. Y seguro que es complicado, porque además está escribiendo con asiduidad, cosa muy de agradecer pero que a la vez complica las cosas. Y también tiene que mantener una cierta imparcialidad. No puede dedicarse a criticar, por ejemplo, a Elena Salgado porque puede que dentro de una semana le toque entrevistarla y haya perdido credibilidad y objetividad de cara al público y al entrevistado.

Ayer en los comentarios aludían a una frase de Marta sobre Zapatero diciendo que debía ser imparcial y no podía decir ciertas cosas. Buscando en su timeline, solo encuentro este twit sobre Zapatero.


Os dejo de nuevo un enlace a mi blog, este sobre la obsolescencia programada. Perdonad, no es publicidad, es para no repetir lo mismo. Si ya lo sabéis, os ahorráis la charla y si no, podéis acudir al enlace.

Pues a mi no me parece que diga nada malo, todo lo contrario. Habla con su compañera periodista Sonia Sanchez, encargada de seguir al Presidente y hacer la mayoría de las crónicas desde La Moncloa en Telecinco, sobre si deberían tener los presidentes de gobierno (personalizado en este caso en el actual, Zapatero) una especie de obsolescencia programada. De hecho, hay constituciones de otros países que no permiten que un presidente se presente a la reelección mas que un cierto número de veces. O Jose María Aznar, por no irnos mas lejos, declaró bien pronto que tenía obsolescencia programada y que nunca optaría a un tercer mandato. ¿Es malo que Marta se pregunte en voz alta este tema? Pues yo creo que para nada. Que podría dar pie a un debate interesante. O así lo entiendo yo. Y más cuando está tan de actualidad su posible candidatura a la reelección o no.

Ese twit vuelve a demostrar profesionalidad, uso profesional de este medio, para demostrar que es periodista y humana, preocupada por los temas de actualidad aunque no esté el piloto rojo de la cámara encendido.

También decían ayer en ese comentario que no debía utilizar palabras como "carajo" en su twitter. Lleva ya mas de 200 mensajes (insisto, en poco mas de una semana). 2 veces ha dicho carajo, no hay mas que buscar en su ya extenso timeline. En frases como esta.


¡Que Cervantes se levante ahora mismo de su tumba y venga a liquidar a Marta, por favor, que ha dicho carajo!. Perdona, anónimo de ayer, por tomarlo a broma, pero es que me parece excesivo que 2 carajos en 200 twits sean motivo de crítica. Creo que no es un término tan grave y es algo que muchos utilizamos precisamente para no decir palabras peores. Y está dentro del contexto de los twits personales, que sin duda tienen que ser naturales y en el lenguaje de la calle, con ciertos límites de educación, claro está. Si hubiera dicho algo como (no leáis si sois susceptibles) "como coño cuelgo una puta foto en la mierda esta del twitter de los huevos?", pues si que sería una pasada altamente reprochable, pero no creo que la frase de Marta demuestre falta de educación ni nada similar. E insisto, vuelve a estar dentro de esa parte mas personal que también debe mantener.

Es fácil tener un twitter personal como el mío, donde escribo lo que me da la gana cuando me da la gana y a quien no le guste, que deje de seguirme. Es fácil tener un twitter profesional, donde solo tienes que enlazar las noticias que vayas generando con tu empresa (medio de comunicación o cualquier otro tipo de empresa). Pero equilibrar ambas cosas creo que es francamente complicado.

Y Marta lo está consiguiendo perfectamente. Desde aquí felicitarla y espero que siga ahí muchísimo tiempo manteniendo ese equilibrio personal/profesional.

7 comentarios:

Cris Andina dijo...

Estoy de acuerdo. Gestionar un twitter como el de Marta no tiene que ser fácil ya que lo comparte con personas conocidas y desconocidas. Supongo que en ocasiones se tendrá que morder la lengua para no decir lo que piensa, ya que puede repercutir en su trabajo y en su imagen. Dicho esto, creo que lo está haciendo muy bien.
Me gusta levantarme y ver alguna de las noticias que nos twittea y por el medio alguna de esas cuestiones "absurdas" que hacen que nos levantemmos con una sonrisa.
Para mi que lo siga haciendo así durante mucho tiempo.
Un saludo.

JL Editor dijo...

Creo que la gente exagera, es más tienen en un pedestal a Marta, de tal forma que parece una diosa. Y no, no lo es, es una persona normal, y por tanto con sus imperfecciones. Con sus motivaciones, gustos etc.

Yo que soy un negado con el twitter al 100%, y lo tengo bajo una cuenta profesional, la sigo, y aunque en ocasiones me pierdo con el cacharro, veo que lo utiliza para sí misma, y principalmente con gente que conoce, o del mundillo (si alguno me busca que no se moleste, no me vera, porque estoy castigado, aparte de que uso la cuenta de la empresa) y me parece muy bien, que lo utilice así, tal y como quiera, y si alguno se da con ello un “trompazo” pues que se lo haga mirar.

Respecto a que le va el cotilleo, me temo que estáis muy equivocados, creo sin equivocarme nada, que a ella eso le importa una mierda, otra es que tenga que mantener de cara al público una postura porque donde trabaja, le toca, pero cuando “cotillea” se ve que va de cachondeo, y sí, es que es humana y tiene sentido del humor, o pensáis algunos que es un busto parlante, sin más.

De todas formas no creo que el uso que le da sea premeditado, simplemente es que ella es así.

Saludos JL

Dagarin dijo...

No voy a decir que sea un experto en twitter, pero lo tengo desde hace no se cuanto tiempo ya y alto se. He segudido y dejado de seguir gente por varios motivos: por contar solamente estupideces, por solo mandar enlaces uno tras otro o por solo twittear los post que publicaba en su blog, que no me hacía falta saberlo porque lo tenía en mi Google Reader.

E insisto: Marta creo que lo usa en los dos niveles. Durante la semana va haciendo promo del programa, con discreción, sin pasarse, pero incitando a sus mas de 2000 seguidores a ver el programa. Luego manda mensajes varios, sobre literatura, sobre sus cosas... Aunque sean mensajes personales y muy naturales, seguramente haya cosas que si fuera un twitter absolutamente privado twitearía y no lo hará porque es consciente de su repercusión. No hay mas que ver que cualquier twit suyo tiene muchas respuestas de su seguidores.

Yo creo que lo usa de ambas formas y me reitero: lo hace perfectamente.

Saludos.

Blogorwell dijo...

Dagarin el uso de Twitter por parte de Marta Fernandez no nos equivoquemos forma parte del desarrollo del programa, su avatar y su fondo son fotos promocionales de este por lo cual en realidad no es su Twitter personal es el Twitter de las mañanas de Cuatro representadas en la imagen de Marta, prueba de ello es que en la pagina web de las mañanas http://www.cuatro.com/las-mananas-de-cuatro/, en el icono de y tambien en Twitter este enlaza a http://twitter.com/mrtfernandez, este es como una especie de movil de empresa que se utiliza para hablar con los compañeros de trabajo y en ocasiones a algún amigo aprovechando la tarifa, antes de las mañanas que sepamos ella no tenia cuenta en Twitter o quizas la tenga con otro nombre con los tweets protegidos para uso personal con amigos y familia, por lo cual no nos emocionemos más de la cuenta, esto es el show bussines de la televisión, que utiliza las redes sociales para aquello que criticas en tu Territorio Dagarin..


Pero redes sociales mas televisión tiene un problema y es la perdida de la perspectiva real de la audiencia que te sintoniza cuando llega la hora del programa, pensar que la audiencia son los 2847 seguidores de Twitter o los 4.485 amigos que tiene en el Facebook del programa encierra un peligro, hace de que solo trabaje para ellos en vez de los millones de espectadores que componen la audiencia española que utilizan Internet de forma esporádica o que quizas no lo utilizan, ella empezó con 252000 y en su último programa del viernes contó con 174.000 espectadores, con ello ha perdido 78000.

Dagarin dijo...

Resulta tremendamente curioso: JL Afirma que el twitter de Marta es totalmente personal. Blogorwell que es totalmente profesional. ¿No será que, como digo, es ambas cosas?

Por supuesto que el twitter se lo ha puesto Cuatro como parte de la promoción del programa, al igual que el facebook, y "su" blog, pero el buen hacer de una profesional como Marta es convertirlo en algo parcialmente personal, de relación directa con sus seguidores y dar pinceladas de su personalidad. Ese es el "juego" de twitter. Si no, se lo darían, como hacen en otros programas, a un equipo de publicistas para que lo rellene, como hacen con la página de Facebook. Esa es la grandeza de lo que está consiguiendo Marta.

Del tema de las redes sociales y la televisión, creo que será carne de un post para mi blog personal o para este, porque es largo de hablar y estoy en total desacuerdo contigo. Por supuesto con todo mi respeto y estaré encantado de escribir y que me lo rebatas cuando lo escriba.

Saludos.

Blogorwell dijo...

Podemos llegar a un punto de acuerdo en que el continente se lo pone Cuatro pero el contenido lo pone Marta, luego en el tema de las redes sociales estaré deseando leer tu post, puede ser un enriquecedor diálogo por ambas partes partiendo de puntos de vista diferentes.

Dagarin dijo...

Pues aquí lo tienes. Y mas o menos digo lo que tu acabas de decir ahora mismo. El twitter es de cuatro, pero a cargo de Marta.

http://www.dagarin.com/2011/01/mrtfernadez-vs-mananascuatro.html

Saludos

Publicar un comentario

Por favor, di lo que quieras, pero siempre con respeto al autor del blog, al resto de comentaristas, lectores y, sobre todo, a la persona de Marta Fernandez.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.