Últimas Noticias

jueves, 29 de julio de 2010

Los spots de Marta Fernández


Hoy en día es mas que habitual ver a periodistas y presentadores de informativos haciendo anuncios. Desde el mas que popular otro banco de Matias Prats Jr., pasando por los tratamientos de belleza de Monica Carrillo hasta los Actimel de Susana Griso o los blanqueamientos dentales de Carme Chaparro. Nuestra siempre querida Marta tampoco se ha librado y la hemos podido ver haciendo vendiéndonos All Bran, tarifas buenísimas de Orange o recomendándonos que vayamos a Hipercor (en mi opinión sin duda el peor este último). Ahora, dentro del Programa de Verano, le toca recomendarnos Fairy, es lo que hay.





Como he dicho, es algo muy habitual hoy en día, pero seguramente los mas viejos del lugar (yo es que no soy ya un chaval) recordarán que antes de la llegada de las privadas esto estaba totalmente prohibido. Para empezar, los informativos no podían interrumpirse con ninguna publicidad. La idea era que durante esta emisión nuestras mentes están mas abiertas y crédulas, por lo que esa publicidad podía "engañarnos" mas facilmente. Esto acabó pronto cuando las privadas dijeron que necesitaban todos los ingresos posibles. La ley desapareció, aunque siguen mas o menos respetando la norma, solo con patrocinios de secciones salvo excepciones, como los informativos de Fin de Semana de Telecinco (no recuerdo que nadie mas lo mantenga). Durante un tiempo Telecinco metía un corte en su informativo de mediodía, pero llegaron a la conclusión que este corte hacía que la gente se fuera del informativo. Quieres ver noticias cuando te pones a ver un informativo, no quieres tragarte anuncios, así que escogías los de otra cadena.

Respecto a los presentadores, pasaba algo similar. Los presentadores de informativos tenían prohibido hacer ningún tipo de publicidad hasta, al menos, 3 meses después de haber hecho su última información. La idea era la misma: defender al televidente. Quien presenta la información tiene un plus de credibilidad y seriedad que podía hacer que la gente lo creyese mas fácilmente. Por tanto, cosas como ver a Matias Prats JR presentando el informativo y seguidamente ver un anuncio donde nos vende las bondades de un banco naranja eran totalmente imposibles, así de curiosas eran las cosas.

Y hoy, que ya todo esto ha pasado a la historia y defender al consumidor/teleespectador no le importa a nadie un pito, vemos cosas así a diario y a nadie parece importarle. Sin embargo, yo me hago una pregunta. Ver a Susana Griso contándonos su experiencia con el Actimel ¿No le resta credibilidad como periodista? Que no se si lo que nos cuenta es verdad o mentira, no entro en eso, pero claramente es publicidad. A mi me resulta algo mas difícil creer a alguien que hace publicidad a la hora de escucharla dándome información. Suelo ver la imagen de esa persona contándome lo bien que le funciona el colchón discolatex (por decir algo) y pienso que si es tan buen actor, lo mismo esa noticia que me está dando puede ser igual de cierta que esas bondades del colchón.

Llamadme antiguo si queréis, pero creo que estas cosas no deben mezclarse. Un periodista debería mantenerse al margen de eso para seguir manteniendo su credibilidad como tal. Entiendo que hoy en día hay que buscarse la vida pero, salvo obligaciones contractuales con la cadena (que no deberían hacerlas), no deberían mezclarse. Hago esta salvedad de "obligaciones contractuales" porque claramente puede que los papeles que firmas para empezar a hacer ciertas cosas te obliguen a eso. Precisamente Marta ha tenido que hacerlo y, creo sin tener datos, que se deben a este tipo de obligaciones contractuales. Todos los anuncios que ha hecho son precisamente promociones de la propia cadena, no spots independientes como los de Matias Prats, Susana Griso, etc... Se podría decir que ha cumplido con sus obligaciones, como hace ahora durante el Magazine de la mañana, que claramente tiene estas pautas para promoción que debe cumplir. Y lo hace impecablemente, con su encantadora sonrisa y, ya que tiene que hacerlo, con profesionalidad. Dudo que sean cosas elegidas directamente por ella, pero ya que tiene que hacerlas, las hace bien.

Y esto quizás me lleve otro día a hacer algún tipo de reflexiones sobre cosas que los profesionales deben hacer para poder trabajar. Pero eso será otro día.

2 comentarios:

Anonymous dijo...

Y siguen sobrevalorando. Lo hace porque le da pasta, nadie la obliga a estas cosas. Y creo que su hipoteca -eso que vosotros siempre poneis como excusa- ya debería poder cubrirse con su nómina del vergonzoso programilla de verano. Pero nada, que seguiréis pensando que ella está por encima de todo... y es sólo una chica mona más

Dagarin dijo...

Buena parte de crear este blog es precisamente porque Marta nos encanta a los que aquí escribimos, asi que supongo que nos disculparás si la miramos con buenos ojos :)

Eso no quita que hayamos criticado en mas de una y de dos ocasiones cosas que hace. Precisamente lo que pretendía decir con este post (que quizás no he sabido exponer) es que no me gusta que se hagan esas cosas. Ni ella ni ningún periodista. Como he dicho, les resta credibilidad.

Lo de las obligaciones contractuales, creo que todos, para hacer un trabajo, nos vemos obligados a hacer cosas con las que no estamos para nada de acuerdo. Es ley de "vida laboral".

Y bueno, a lo de que es una chica mona mas, prefiero pensar que es algo mas que eso (es lo que yo creo sinceramente). Eso el tiempo y lo que pueda llegar a demostrar con su trabajo serán los encargados de decidirlo.

Un saludo.

Publicar un comentario

Por favor, di lo que quieras, pero siempre con respeto al autor del blog, al resto de comentaristas, lectores y, sobre todo, a la persona de Marta Fernandez.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.